miércoles, 7 de julio de 2010

SEGUNDA PARTE

Ra al haber desterrado a Abdulá, deja que Meskhenet, viva entre dioses hasta la edad de 17 años donde Meskhenet es toda una mujer muy hermosa, tan dorada como el sol y tiene habilidades innatas de semidiosa, perfecta en todo, pero lamentablemente tiene que ser separada del clan y Ra, que fue un buen padre para ella decide obsequiarle el oasis de Terkezi y para que no se sintiera sola tenia de compañía su dromedario blanco de nombre Set, un animal muy bello que al montarlo Meskhenet a los lejos se divisaba el espectáculo mas bello.


Pasó el tiempo, Meskhenet vivía sola en el Oasis de Terkezi, en aquel lugar mágico donde Ra descendía para jugar con su pequeña, su niña, aunque ya era toda una mujer Meskenet seguía sentándose en las faldas de Ra como si tuviera 3años, sabia que tenia dones pero que tenia que vivir entre humanos por el sacrilegio de su progenitor Abdulá.

Meskenet se sentía muy contenta cada que veía llegar una persona a su Oasis, de alguna manera le hacian compañia aunque todos llegaban inconscientes y agobiados por los rayos del sol y pedían clemencia a Ra, Meskenet siempre se acercaba a prestar ayuda pero nunca se dejaba ver el rostro, pues Ra se lo había prohibido, podía andar libre en todo el Oasis pero cuando viera algún foranio tenia que ponerse una túnica y un velo, eran las ordenes de Ra y no podían incumplirse, ella sabia de lo terrible que podía ser Ra si se le desobedecía.

Pero su voz era tan dulce, que encandilaba a cualquiera, y mas de uno quiso quedarse allí, pero Meskhnet y su dromedario se encargaban de llenarlos de agua y dejarlos muy lejos del Oasis, así q cuando despertaban creían q todo era un sueño y que la providencia de Ra se apiado de ellos brindándoles el agua necesaria, pero siempre quedaba la duda de la mujer misteriosa.

Y así se creo el mito de la mujer desconocida de profunda mirada y voz que arrulla, que cura heridas y brinda ayuda pero solo eran relatos de hombres q habían sucumbido al calor del desierto.

Mientras a Meskhnet, la soledad y su dromedario ya no le eran suficientes, las visitas de Ra se iban aplazando y la angustia por ser parte de algo la tomo por sorpresa, en tanto miraba el azul oscuro de las noches del Sahara, donde las estrellas titilaban vivamente y formaban figuras, la frescura de la noche rozaba su piel y sentía que sólo el viento la acompañaba, y añoraba su niñez. Aquellos momentos que en verdad fue feliz, con su familia, sus hermanos, primos y aquel mundo en el que le fué negado vivir.

Cayó una lágrima, y corrió por su faz, tan sublime, malancólica, que fue su madre quien seco aquella lagrima con una suave brisa, y le susurro ten paciencia no estarás jamás sola, te acompaño en tus horas dormidas, velo tus días y te aseguro que hay un corsario esperando tu abrigo.

Al escuchar esta última frase que su madre le había susurrado, la inquietó, despertó su curiosidad y su nostalgia se convirtió en esperanza.

Pero en el mundo de Dioses, el primo de Meskhnet, SOBEK hijo de Neit,(Diosa guerrera y de la caza. Sus atributos eran el arco, las flechas y el escudo, en su función más antigua. Protege a Osiris, Re y al faraón a quienes protege con su arco; sus flechas adormecen a los malos espíritus), podía ver la hermosura de Meskhnet, las bondades de esta Ninfa, y él estuvo enamorado de ella desde que eran niños, pero trató de ocultar sus sentimientos por que sabia muy bien que era la protegida de Ra, como ya estaba en edad casadera decidió, pedirla en matrimonio cosa que a Ra al principio no le pareció, pero viendo la soledad en la que vivía Meskhnet acepto, y concedió la mano de su niña a SOBEK , sin consulta a Meskhnet.

SOBEK (Dios-cocodrilo. Es mencionado en el texto de las pirámides como hijo de Neit. Se le creía emergido de las aguas del caos en la creación del mundo. Era "señor de las aguas", temible por su voracidad. Eliminaba los enemigos que habitacán en los medios acuáticos. Es representado cocodrilo y como hombre con cabeza de cocodrilo). Continuara.....Gracias Alas Rotas poco a poco ire publicando esta pequeña historia un abrazo.

2 comentarios:

Juan Francisco dijo...

Historias que no conocía y que me gustan amiga Sekhmet y que me encantaría seguir leyendo... ¡sige publicando, por favor! Un abrazo y feliz domingo.

Sekhmet dijo...

Muchas Gracias Juan Francisco por alentarme a seguir con este realto, y asi será. seguire publicando igualmente un abrazo y que tengas un hermoso día :)